La palabra azúcar se utiliza para describir un gran abanico de sustancias con poder edulcorante. Los azúcares se encuentran de manera natural en lácteos y frutas. A pesar de ello, la mayor parte del azúcar que se consume en la dieta proviene de los añadidos a los productos alimentarios. ¿Conoces los diferentes tipos de azúcar?

La función del azúcar es energética. Además, presenta poder edulcorante y conservante, y puede ser útil a la hora de realizar algunas fermentaciones. Es un elemento recurrente en la industria alimentaria debido a que mejora el sabor de los productos. A continuación, veremos las distintas sustancias que se engloban bajo el término azúcar y sus características.

Diferentes tipos de azúcar y sus características

Glucosa

Se trata de unos de los principales combustibles energéticos del cuerpo humano. Se encuentra libre en las frutas y en la miel y, a su vez, es el compuesto orgánico más abundante de la naturaleza.

Es el azúcar presente en la sangre de los animales y su medición puede servir para conocer el estado de salud de los individuos. El control de la glucosa en la sangre se realiza mediante el binomio hormonal insulina-glucagón y el órgano encargado de ello es el páncreas.

Tipos de azúcar
La glucosa es uno de los principales combustibles energéticos del organismo. Además, es el compuesto orgánico más abundante en la naturaleza.

Fructosa

Es un tipo de azúcar que se encuentra en los vegetales y en las frutas. Se utiliza tradicionalmente como edulcorante para los diabéticos. La buena relación potencia edulcorante – coste permite que los jarabes de fructosa se utilicen a menudo en la industria alimentaria.

Es un azúcar que presenta habitualmente una peor digestión que la glucosa como tal. Esto resulta determinante en el ámbito deportivo, sobre todo cuando se habla de bebidas o alimentos ingeridos dentro de la duración de la propia competición.

Descubre: ¿Cuáles son las diferencias entre glucosa y fructosa?

Sacarosa

Se conoce comúnmente como azúcar de mesa. Es el más habitual a la hora de endulzar los alimentos y se suele encontrar en la naturaleza en la caña de azúcar. Presenta un índice glucémico muy elevado, por lo que aumenta mucho la glucemia en sangre y, por lo tanto, la secreción de insulina.

El nivel de refinado de este azúcar determina su calidad. De este modo calificaríamos el azúcar blanco como el de peor calidad, siendo el que genera un pico insulínico mayor. El azúcar moreno, a pesar de ser de calidad superior, sigue siendo un alimento puramente energético del que es mejor no abusar.

Azucar
La sacarosa es la conocida azúcar de mesa. Proviene de la caña de azúcar y su índice glúcemico es muy elevado.

Lactosa

El azúcar de la leche. Para su correcta absorción es necesaria la presencia en el intestino de la enzima lactasa. Los intolerantes por lo tanto carecen de dicha enzima. La lactosa ayuda a la absorción del calcio y cuenta con efectos prebióticos que mejoran la flora intestinal.

Cuando el organismo no la asimila correctamente, aparece una sintomatología basada en molestias intestinales, dolor y diarrea. De todos modos, este problema se puede eliminar administrando la enzima junto a la lactosa o disociando el propio compuesto.

Maltosa

Aparece en los granos de cebada y en alimentos como la cerveza. Su carga glucémica es muy elevada. Es parte fundamental del almidón y del glucógeno. Constituye, por lo tanto, un nutriente y un edulcorante.

Te puede interesar: Glucagón: ¿qué es y para qué sirve?

¿Cuál es la diferencia entre los tipos de azúcar?

La diferencia fundamental entre los distintos tipos de azúcares es su carga glucémica y su velocidad de absorción. Cabe destacar que el elevado consumo de azúcar de la sociedad actual constituye un problema de salud grave.

Como lo destaca un estudio publicado en la revista Nature, en personas sedentarias el consumo frecuente de azúcar aumenta la resistencia a la insulina y las probabilidades de desarrollar diabetes y otras enfermedades complejas.

A diferencia de los otros macronutrientes, la función del azúcar es fundamentalmente energética. De este modo, en el caso de no ser utilizado como tal, se acumulará en forma de grasa causando perjuicios al organismo.

Conclusión

Existen varios compuestos diferentes dentro de lo que conocemos comúnmente como azúcar. A pesar de que presentan especificidades distintas, la función del azúcar es energética y debe de ser utilizado como tal.

El sobre consumo de azúcar es uno de los mayores problemas de salud de la sociedad junto con el sedentarismo. Intentar reducir su consumo, o sustituirlo por carbohidratos complejos, es una estrategia interesante en cuanto a la prevención de enfermedades.

Un modo eficaz de llevar esto a cabo es cambiar los alimentos procesados por productos frescos. De este modo aportaremos mayor calidad a nuestra dieta.

 

The post ¿Cuáles son los diferentes tipos de azúcar? appeared first on Mejor con Salud.



Source link

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *